El Omega 3 es uno de los ácidos grasos más conocidos por sus amplias propiedades beneficiosas sobre la salud humana. Los ácidos grasos Omega 3 son aceites esenciales poliinsaturados (esto quiere decir que nuestro organismo no es capaz de producirlos por sí mismo). Lo contienen algunos pescados como el atún, el salmón, las anchoas, las sardinas, entre otros. También puedes encontrarlos en las farmacias como complementos alimenticios, esto siempre lo tendrías que consultar con tu medico.

Las propiedades del Omega 3

  • Un sistema nervioso en perfectas condiciones
  • Una mejor visión
  • Prevenir y tratar los estados depresivos
  • Ayudar al completo desarrollo del celebro y del sistema nervioso de los recién nacidos
  • Prevenir la depresión posparto
  • Mejorar la concentración
  • Disminuir los riesgos y los efectos de la demencia
  • Reducir el riesgo de padecer Alzheimer
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares
  • Bajar la artritis
  • Disminuir la inflamación en todo el cuerpo
  • Bajar los triglicéridos
  • Mantener el sistema cardiovascular más sano

Para el que no es muy amante del pescado y tampoco de los suplementos alimenticios tiene unas alternativas para seguir manteniendo su nivel de Omega 3. Con el paso de los años, además de poder seguir encontrando fuentes naturales de Omega 3 en niveles aceptables dentro de alimentos como el pescado, también lo encontramos en semillas de lino, semillas de chía, sacha inchi, cañamones y las nueces.

Equipo Beatriz Guerreira